Capitulo 1: el número áureo ф y aquella puerta blanca roto

Sistema solar, la Tierra, Japón, Tokio, Año 2015, 17 horas, 42 minutos, 9 segundos.

Y aquí estoy yo. Delante de un trozo de madera de color blanco roto. Parecía que mi vida se había reducido sólo a eso: mirar aquella puerta desgastada que se encontraba delante de mí. Pero, ¿por qué me encontraba aquí, mirando la dichosa puerta? Aquello ya lo veía muy lejano, como si de otra vida pasada se tratara. Ahora sólo había en mi mente aquella puerta blanco roto. No podría concretar cuanto tiempo estuve frente la puerta, dos minutos, cinco, media hora, o tal vez sólo unos segundos. No lo sé. Realmente no se qué hago aquí.

Estaba tan embobada con la puerta que no oí sus pasos, ni el sonido que hacía el roce de sus desgastados vaqueros al andar.

― ¿Qué haces ahí?

Por un momento, tal vez demasiado largo, mi boca luchó por decir un débil «No lo sé», pero mi mente pareció revelarse y volvieron los recuerdos acompañados por unos rosados colores a mis mejillas.

― Y-yo…vengo a vivir aquí.

Y mi vida cambió por completo.

1 comentario:

patri dijo...

sta xula!!! scrib otra eh!!! me gusta stas historias, sta mparanollá eh!!